¿Pretextos que se publican o justificaciones en silencio?

De verde olivo y agradeciendo el apoyo moral de los jóvenes universitarios en la lucha por la paz, inició Fidel sus palabras a los jóvenes de la Federación Estudiantil, en la histórica Escalinata de la Universidad de La Habana. Suceso convertido en acto masivo y abierto de rechazo a la guerra.
Durante 45 minutos, el Líder de la Revolución Cubana advirtió acerca de los peligros que corre el mundo de una guerra nuclear en el Medio Oriente, derivada de un posible ataque de Estados Unidos a Irán. El pueblo cubano siguió atentamente sus palabras a través de los medios de comunicación masiva.
Una vez más, su intervención devino reflexión para los que valoramos sus siempre oportunas advertencias. Nos comentaba que resulta increíble que, para algunos, el peligro de una guerra radique en el comportamiento de los precios del petróleo y la recesión económica y no en la posibilidad real e inminente de una guerra nuclear.
Sugirió también, que hay que prestar atención a los silencios e informarnos y afirmó que lo que sucede hoy con Irán es una vergüenza para todo lo que refiera a política.
Como en las más recientes comparecencias, Fidel reafirmó que consolidar la paz mundial y revertir el cambio climático es una urgencia de la cual debemos tomar conciencia todos. Nosotros somos los protagonistas de los cambios necesarios.
De hecho, es muy evidente que podemos llegar al punto crítico advertido, donde no existe marcha atrás. “El tiempo que la humanidad dispone para librar esta batalla es increíblemente limitado” a lo que agregó que nadie tiene derecho a usar la violencia contra ningún ser humano o país.
Resumía entonces magistralmente que somos naturaleza, formamos parte de ella. Hay que vivir en equilibrio con la naturaleza porque ella es perfecta.
Fue entonces su intervención una exhortación a la juventud universitaria: NO DEJAR DE BATALLAR PORQUE, SIN LUGAR A DUDAS, ES POSIBLE VENCER.
Objetivo común para todos, cubanos o no, es preservar nuestro planeta y con ello a nuestra especie. Se habla de la supervivencia del género humano, de la vida en nuestro planeta.
Estamos llamados a no perder tiempo en lo que el Líder cubano denominó “guerras anacrónicas”. Los enemigos hacen las guerras. Piensan erróneamente, que el camino a la paz es ese.
Abramos bien los ojos todos los que hoy habitamos el planeta y no dejemos engañarnos por nuevos o viejos pretextos disfrazados, convertidos en silencios o en discursos manipulados. Nada hay más importante que la vida, ella se preserva con la paz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s