Lo que no puede un huracán.

Un huracán se lleva las flores y los pájaros, las mariposas detenidas en el centro de un miércoles milagroso; se lleva los techos de las casas y del alma. Se nos moja la fe, la añoranza y los libros, pero este vendaval, esa rabia natural no se lleva las ganas de vivir, no puede para tanto…

Rogelio Ramos Domínguez.

 

Gobierno de La Habana canalizará las donaciones de la población capitalina para los damnificados por el huracán Sandy

Nuestro pueblo se ha sentido profundamente conmovido por las severas pérdidas causadas por el huracán Sandy. En múltiples formas ha expresado la voluntad de contribuir, en la medida de sus posibilidades, a resolver las afectaciones que en sus bienes personales sufrieron miles de personas, sobre todo de las provincias de Santiago de Cuba, Holguín y Guantánamo.

Para viabilizar ese interés, hecho patente reiterada y masivamente por los ciudadanos y las organizaciones sociales, se decidió que el Consejo de la Administración Provincial de La Habana, en coordinación con los CDR y la FMC, sea el encargado de recibir las donaciones de artículos de uso personal, útiles del hogar y aseo que la población de la capital desee enviar a los damnificados por el huracán Sandy.

También se habilitó la cuenta 0526641041640013 UPR Consejo Administración La Habana Donativo Huracán Sandy (en moneda nacional) y la cuenta 0526641016660028 UPR Centro Económico “La Giraldilla” Huracán Sandy (en CUC), en las cuales podrán ser depositadas las donaciones que se quiera realizar en efectivo con tan noble objetivo en cualquier sucursal bancaria de La Habana.

La solidaridad con los compatriotas de las provincias más afectadas se ha manifestado día a día, con la Dirección del Partido y el Gobierno volcada en pleno a la tarea de dar solución a los problemas más apremiantes, y con la labor abnegada de hombres y mujeres de todo el país que redoblan los esfuerzos para contribuir a restañar las heridas dejadas por el huracán y restablecer los servicios básicos. También se ha recibido la ayuda solidaria de otros países.

Ahora, con la decisión adoptada, a partir del miércoles 7 de noviembre todo el pueblo de la capital tendrá la oportunidad de canalizar su voluntad de ayudar, a través de las zonas de los CDR y los bloques de la FMC, quienes de conjunto acometerán esta tarea y entregarán las donaciones al Consejo de Administración Provincial. Se habilitarán los teléfonos 831-1536 y 832-6020 para brindar información adicional y esclarecer las dudas de la población.

En esta hora de dificultades, no damos lo que nos sobra, sino compartimos lo que tenemos.

Consejo de la Administración Provincial La Habana

Aumenta víctimas mortales en Estados Unidos por Sandy

La ciudad de Nueva York intenta recuperarse de los desastres causados por el huracán Sandyen medio de una ira reciente por los retrasos en la ayuda y una cifra cada vez mayor de muertos.

El total de muertos en una de las mayores tormentas que ha golpeado a Estados Unidos aumentó en un tercio sólo el jueves, a 98. En Nueva York, 40 personas perdieron la vida, la mitad de ellas en Staten Island, que fue inundada por un muro de agua el lunes.

Entre los muertos en Staten Island había dos hermanos, de entre 2 y 4 años, que fueron arrancados de los brazos de su madre después de que su coche quedase atrapado por las aguas. Sus cuerpos fueron encontrados en una zona pantanosa el jueves.

La secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Janet Napolitano, y el administrador adjunto de la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA, por su sigla en inglés), Richard Serino, planeaban visitar Staten Island el viernes en medio de acusaciones airadas de algunos sobrevivientes que decían que la zona había sido ignorada.

Las escenas de víctimas furiosas de la tormenta a cuatro días de las elecciones generales podrían complicar las cosas para los políticos, desde el presidente Barack Obama a los gobernadores y alcaldes de la región más poblada de Estados Unidos. Obama visitó Nueva Jersey el miércoles y ha recibido elogios por su gestión de Sandy.

“Se olvidaron de nosotros”, dijo Theresa Connor, de 42 años, diciendo que su vecindario de Staten Island había sido “aniquilado”. “Y (el alcalde Michael) Bloomberg dijo que Nueva York está bien. ¡La maratón está en marcha!”, agregó.

La furia ha ido en aumento en Nueva York por la decisión de Bloomberg de proceder con la mayor maratón del mundo el domingo, prometiendo que el evento -que atrae a más de 40.000 corredores- no desviará recursos de las víctimas de la tormenta.

“Si trasladan a un socorrista de primera respuesta de Staten Island para cubrir esta maratón, voy a gritar”, dijo el concejal de la ciudad de Nueva York James Oddo en su cuenta de Twitter. “Tenemos personas sin hogar y sin esperanza en estos momentos”, agregó.

Staten Island, que se encuentra al otro lado de la bahía de Nueva York desde el sur de Manhattan, alberga a cerca de 500.000 habitantes, muchos obreros cuyas familias han vivido allí durante generaciones.

En Nueva Jersey, barrios enteros de ciudades costeras fueron arrasados por las aguas y el paseo marítimo de Atlantic City quedó destrozado. Al menos 13 personas murieron en Nueva Jersey y el coste no sólo ha sido financiero, sino también emocional.

“No hay nada más precioso para la gente que sus casas. Allí es donde están sus familias, sus recuerdos y las posesiones de sus vidas, y también hay una sensación de seguridad en el hogar”, dijo el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, a última hora del jueves.

“Esa sensación de seguridad fue violada con el agua entrando a las casas de la gente a una gran velocidad y con la gente teniendo que literalmente nadar, trepar y saltar por sus vidas”, dijo.

El coste financiero de la tormenta promete ser exorbitante. La compañía de cálculos de desastres Eqecat estima que Sandy dejó pérdidas aseguradas por hasta 20.000 millones de dólares y 50.000 millones de dólares en pérdidas económicas, el doble de su proyección anterior.

En el punto más alto de ese rango, Sandy quedaría como la cuarta catástrofe más costosa en la historia de Estados Unidos, de acuerdo al Instituto de Información de Seguros, por detrás del huracán Katrina en el 2005, de los ataques del 11 de septiembre del 2001 y del huracán Andrew en 1992.

Cerca de 4,5 millones de hogares y negocios en 15 estados de Estados Unidos todavía están sin electricidad, a la baja desde un máximo histórico de casi 8,5 millones.

Santiago de Cuba agradece solidaridad nacional y foránea

Autoridades políticas y gubernamentales en Santiago de Cuba agradecieron el apoyo solidario llegado desde diferentes lugares del país y de otras naciones, tras el devastador paso del huracán Sandy por el oriente de la Isla.

En declaraciones a la prensa, Lázaro Expósito Canto, presidente del Consejo de Defensa Provincial, destacó el quehacer intenso de miles de hombres y mujeres, camiones, tractores, moto-sierras y otros equipos, que retiran los escombros de esta ciudad, azotada por el ciclón.

Linieros y operarios reponen cables del tendido eléctrico para ir restableciendo ese servicio para la población y la economía, significó el miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y primer secretario de esta organización en la provincia de Santiago de Cuba.

Expósito Canto explicó que la situación demanda mantener la ayuda de cada ciudadano, desde el lugar donde le corresponda estar.

Si damos hoy el paso adelante que necesitamos, si cada uno colabora desde su puesto de trabajo y su cuadra, nada detendrá este huracán que se llama recuperación, y que borrará cualquier vestigio de destrucción dejado por Sandy, sentenció.