En busca de nuestras esencias

Cuando hablamos de la Compañía Infantil La Colmenita, siempre la imaginamos en escena: pequeños actores y artistas. Pero, sobre todas las cosas, son niñas y niños cubanos, en busca de sus esencias.

De ahí que Abracadabra, su último estreno, haya asentado pautas para seguir investigando y los acerque a la Ciudad Héroe, en busca de la Historia, pero en los mismos sitios donde ocurrieron los hechos, donde vivieron los protagonistas.

En la búsqueda minuciosa de la Historia, de los detalles humanos de la imagen íntegra de nuestros héroes, llegaron a la casita de Frank País, al Museo de la Clandestinidad, al Mausoleo del Segundo Frente Oriental, al Memorial de Vilma, al Mausoleo donde reposan los restos del Apóstol, a la Granjita Siboney.

Y en pleno recorrido, no podían faltar preguntas, curiosidades y las iniciativas espontáneas como la de recitar versos sencillos alrededor de la imagen escultórica de nuestro Héroe Nacional o, ya fuera de los límites de la Cuna de la Revolución, cantar felicidades alrededor de otra cuna, en Birán, la misma que guareció al Líder de la Revolución Cubana a penas nació.

Y aunque también hubo espacio para el juego infantil o para plasmar los recuerdos en sus instantáneas, hubo en ellos rostros y miradas de orgullo y compromiso, de sensibilidad y patriotismo.

Ahora, ellos escribirán sus propias reflexiones, sus percepciones acerca de todo lo vivido y conocido y prepararán su próximo estreno para el 30 de noviembre de este propio año, cuando se cumplirán 55 años del Alzamiento Armado de Santiago de Cuba.

Y Frank sigue siendo el mismo, y Vilma, Fidel, Raúl. La Historia no ha cambiado en nada, la Revolución se hizo y triunfó de igual manera. Pero a partir de este encuentro se recordará, contará, se sentirá mucho más cerca y servirá para despertar y perpetuar en cada uno de ellos, el héroe que llevan dentro de sus corazones.