Noveno concierto “Cabalgando con Fidel” en Santiago de Cuba.

En especial gira por Santiago de Cuba, se realizaron exclusivos conciertos. Eduardo Sosa, Annie Garcés y Raúl Torres, varias veces acompañados por una representación de la Sinfónica Juvenil y del Conservatorio Esteban Salas, bajo la dirección del Maestro Enrique Pérez Mesa, Cabalgaron con Fidel en compañía del pueblo.

Entre cientos de agradecidos, en los más diversos barrios de los nueve municipios santiagueros, se corearon canciones tradicionales y de la trova durante estos últimos días. La guantanamera llegó esta vez, en las voces de Eduardo Sosa, Annie Garcés y Raúl Torres.

Es el noveno concierto en la provincia, y aunque en esta oportunidad no los acompañó la representación de la Sinfónica Juvenil y del Conservatorio Esteban Salas, bajo la dirección del Maestro Enrique Pérez Mesa, un coro de niños de la escuela Gabriela Mistral cantó junto a ellos de manera espontánea en el poblado de Boniato. “Candil de nieve”, “A mi me gusta compay”, fueron algunos de los temas interpretados.

A quienes no se han ido, sino, que fueron un instante a la eternidad y retornaron, los temas “El regreso de un amigo” y “Cabalgando con Fidel”.

Así, en un concierto devenido fraternal intercambio, se reafirmó donde está el invicto Comandante, hecho canción, en su pueblo, en el llano y la montaña. Como si se entonaran las notas del Himno de Bayamo, los niños se ponían de pie y coreaban la canción “Cabalgando con Fidel”. La cantante Annie Garcés afirma guardará por siempre el recuerdo de un pionero autista que se le acercó y la cantó para ella. Por su parte, Eduardo Sosa, declaró se iba muy emocionado por el inmenso afecto profesado por los santiagueros, la excelente calidad de todos los públicos y orgulloso de su ciudad..

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En barriadas, parques y polígonos de Santiago de Cuba se realizaron sui géneris conciertos. Eduardo Sosa, Annie Garcés y Raúl Torres, junto al heterogéneo público santiaguero de todas las edades, “Cabalgaron con Fidel”.

 

Con positivos resultados de trabajo conmemora Cubiza su aniversario cuarenta.

La Unidad Empresarial de Base Cubiza Santiago de Cuba, analiza debilidades y fortalezas de la entidad, reconoce logros y traza estrategias que posibiliten eliminar vulnerabilidades y perfeccionar el trabajo cotidiano, mientras celebran una importante jornada por su aniversario cuarenta.

Lograr un mantenimiento eficaz y eficiente, para mejorar el estado técnico de los equipos y su nivel de explotación, es uno de los principales objetivos de la unidad empresarial de base Cubiza Santiago de Cuba. Al cierre del año dos mil dieciséis, cumplió su plan de ventas l 105 porciento, lo que implica 137,5 millones de pesos, por encima de lo planificado.

Su aporte a las labores recuperativas en el sector de la vivienda resulta de vital importancia. El sentido de pertenencia de los trabajadores, se revierte en los resultados de trabajo.

­­­­­­­Con cuarenta años de experiencia, Cubiza aumenta su productividad, reduce gastos y logra un aumento del salario medio de los trabajadores en un once porciento, a través de la aplicación del sistema de pago por resultados.

Al analizar debilidades y fortalezas, se reconocen las acertadas acciones de capacitación de más de seiscientos trabajadores y que abarcan todas las categorías ocupacionales. Se advierten, además,  las necesidades de una mejor gestión de cobro de las deudas y la carencia de aseguramientos para ejecutar el oportuno mantenimiento, dado el significativo envejecimiento de la técnica.

Los dirigentes de la entidad firmaron el código de ética, y como imprescindible estímulo, se reconocieron a los más destacados y se seleccionó a Leonardo Ávila Carmenaty como el mejor trabajador del año dos mil dieciséis.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Aumentan volúmenes productivos tanto las producciones locales de materiales para la construcción como la industria santiaguera

Conocida por las siglas EPROMAC, la  Empresa de Producción de Materiales para la Construcción de Santiago de Cuba, perteneciente al Poder Popular, constituye referencia en todo el país. Paulatinamente, diversifica y aumenta sus producciones del nomenclador hasta sesenta y cuatro renglones, a partir de yacimientos naturales y de hormigón.

Estimular las producciones locales es una tarea primordial para acercar las ofertas a las demandas de la población, inmersa en permanente jornada de recuperación en el sector constructivo, tanto por las afectaciones climatológicas, como por la calidad del fondo habitacional de una ciudad de cinco siglos.

La empresa integra a todos los municipios del territorio a los proyectos de colaboración internacional, lo que propicia la introducción de tecnologías, humaniza el trabajo de los productores, obteniendo mayor calidad de los productos, crecimiento de los volúmenes productivos, imprescindibles para alcanzar la necesaria autarquía, y posibilita mejora sustancial de los salarios, en muchos casos duplicados.

Los buenos resultados también se deben a las acertadas estrategias adoptadas, entre ellas, la estrecha relación con los cuentapropistas, la mejor organización del trabajo y al movimiento anirista, como sucede en el establecimiento del municipio de Mella.

Por eso, ya producen todos los elementos para la construcción de una vivienda en componentes de albañilería. Los volúmenes de producción alcanzados posibilitan dar solución en elementos para piso a más de mil viviendas, en unidades para pared a más de cuatro mil casas, y en elementos para cubiertas a más de dos mil viviendas, anualmente.

Para el municipio de San Luis, este ha sido su mejor año en el último quinquenio. Además de dejar atrás aquellos años en los que se limitaban a producciones de cerámica, y lograr producir treinta y cuatro renglones, remoza su entidad, creada desde 1973.

A mejores condiciones aspira la Industria de Materiales para la Construcción en Santiago de Cuba. La instalación de una nueva planta productora de bloques “Universal Poyato” permite producir seis mil bloques diariamente. Tan sólo en la primera quincena del mes de enero, más de setenta mil unidades se elaboraron en esta planta.

Compuesta por cuatro áreas: dosificación, prensado, secado y paletización, esta planta española realiza procesos totalmente automatizados, con mayor acabado y calidad de las producciones, más limpieza y seguridad del trabajo, a tiempo que humaniza las labores.

Doce mil bloques de diez, quince o veinte centímetros se fabrican durante una jornada de ocho horas con mayor eficiencia, lo que representa más soluciones para los necesitados.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pero nadie piense, se renuncia ahora a las antiguas formas de producción. La ponedora de bloques Hoppre continúa haciendo uso de sus capacidades para producir treinta mil unidades, mensualmente y aportar también a la rehabilitación de la histórica Santiago.