El hombre orquesta de Manzanillo

Blogalidad Camagüey

Uno de esos viajes aventureros por el oriente cubano me llevó hacia aquel rinconcito de Granma llamado Media Luna. Recuerdo que la guagua tuvo que desviarse en varias cuadras ante el inconveniente de las vallas a su paso. El ambiente de carnaval se hacía evidente y la curiosidad del grupo más todavía cuando a la vista saltó el ensayo de una comparsa que se meneaba más que una batidora. Saltamos muchos también de la guagua, y pudimos presenciar la sabrosura de los bailadores al ritmo de los instrumentos orientales y el toque particular de las tumbadoras.

En una esquina causaba también asombro un grupo que conjugaban su aspecto errante con la música contagiosa del ballenato y otras melodías interpretadas a través de un acordeón y un insólito artefacto de sonoridad múltiple,  de la mano de un hombre con una historia y oficio singular: Ver +

Ver la entrada original

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s