Silvio Rodríguez es atacado en Indaya

La Joven Cuba

DSC02961_1

Por: Julio César Pérez:(julio.verdecia@umcc.cu)

Serían las seis y minutos cuando subió Silvio al pequeño escenario, entonces alguien del barrio dijo – ahora- y un trueno de aplausos irrumpió en el aire.

La gente de Canímar, asentamiento periférico de las afueras de Matanzas, agradecida por el milagro escuchó el breve discurso, en el que el poeta y trabador dijo que la noble idea había surgido en las oficinas de Ojala y que era abrazada con amor por muchos amigos – la visita a barrios como aquel- .

– Aquí nadie viene invitado, la gente se invita sola, por puro acto de humanidad y amor- dijo.

Y sí, allí estaba Silvio con sus músicos y amigos matanceros invitados, rompiendo la noche a guitarra limpia, cantándole al amor, a la juventud, a los niños, y a todos los que quisiesen apostar por la esperanza, desde el mismo centro de un barrio…

Ver la entrada original 177 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s