Me lo envío una amiga, lo comparto con mis jóvenes amigos.

La juventud no es un periodo de la vida sino un estado del espíritu;
es el producto de una voluntad, una cualidad de la imaginación y una intensidad emotiva.
Es la victoria del coraje sobre los miedos.
No se envejece por haber vivido una cantidad de años;
se envejece por haber desertado de un ideal.
Los años arrugan la piel, pero desertar a un sueño  arruga el alma.
Las dudas, los miedos y la falta de esperanza, son los enemigos Que lentamente nos hacen inclinarnos hacia la tierra,
y convertirnos en polvo antes de la muerte.
Joven es aquél que se asombra;
el que cotidianamente se sorprende y maravilla;
el que se pregunta cómo un niño insaciable:
¿y después? ;
el que desafía los acontecimientos y encuentra alegría en el juego de la vida.
Uno es tan joven como su fe y tan viejo como su duda;
tan joven como su confianza y tan viejo como su abatimiento.
Se continúa siendo joven en tanto que se es receptivo;
receptivo a lo que es bello y a lo que es grande;
Receptivo al amor,
a la ternura,
a la amistad,
al placer

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s