Infecciones por Transmisión Sexual: ¿Por qué no actuar con cautela?

Desenlace

Daniela ni siquiera sospechaba que tenía una enfermedad. Al menos no de ese tipo. Las molestias al orinar y la rareza de sus menstruaciones la llevaron, no obstante, a acudir a consulta. Fue allí donde le indicaron las pruebas. Los resultados arrojaron una infección por transmisión sexual (ITS). La adolescente, de tan solo 13 años, padecía gonorrea.

Ver la entrada original 643 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s