Otro recluso que desmiente a la autodenominada desidencia en Cuba.

Este aguacate, la única diferencia que tiene con el de Martha Beatriz, es que está aún más podrido, como la mente de quienes iniciaron todo esta falsedad y el lugar donde debieron haber tenido el corazón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s