Es un honor compartir con Fidel cualquier combate

La presencia de nuestro Comandante en Jefe en la Sesión de la Asamblea Nacional del Poder Popular fue una reafirmación del compromiso permanente de los parlamentarios cubanos, de nuestros artistas, intelectuales y, en general, de nuestro pueblo. Los artistas cubanos, como el prestigioso pianista Frank Fernández y el artista plástico Kacho, se pronunciaron en pos de buscar alternativas para que se escuchen nuestros reclamos, para que Obama escuche al mundo. Ricardo Alarcón de Quesada, Presidente de la Asamblea Nacional, nos instó a romper el cerco mediático de desinformación que se mantiene sobre la isla y hacía alusión a las acciones de René, Ramón, Gerardo, Antonio y Fernando quienes lo hacen cada día desde injusta prisión, si ellos, desde la cárcel, difunden nuestra verdad, ¿cómo no hacerlo nosotros en libertad? Juan Miguel González, padre de Elián, solicitaba en nombre suyo y de su hijo, que les permitieran a nuestros CINCO compatriotas regresar a casa con sus respectivas familias y reafirmaba el agradecimiento a todas aquellos que desde los más recónditos lugares del mundo lo apoyaron en el reclamo de su hijo, incluyendo, a quienes desde los Estados Unidos, también lo acompañaron en su demanda. Tres preguntas formuló Fidel: ¿Cree alguien que el poderoso imperio retrocederá en la demanda de inspeccionar a los mercantes iraníes? ¿Cree alguien que a los iraníes, un pueblo de milenaria cultura, mucho más relacionada con la muerte, les faltará el valor que hemos tenido nosotros para resistir las exigencias de Estados Unidos? ¿Tiene alguna solución esta contradicción? Una respuesta en versos a las tres preguntas formuladas por Fidel, hicieron brotar sonrisas en todos los rostros de los participantes en la Asamblea y en muchos de los millones de cubanos, quienes seguíamos atentamente la sesión y agradecimos entonces el honor de compartir cualquier combate con alguien como el Invicto Comandante en Jefe, pues en momentos como estos, no podemos dejar de sentir el honor de haber sido tan bien conducidos por camarada de tamaña estatura. A ti Fidel, el amor de todos tus cubanos, de todas las generaciones, de esta humilde santiaguera a la que no pudiste haberle regalado en la mañana de hoy nada mejor que tus ideas y esa sonrisa eterna que nos da tanta confianza. Venceremos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s