Último videoclip de Calle 13 arremete contra la violencia

Imagen

Letra de La bala de Calle 13

El martillo impacta la aguja
la explosión de la pólvora con fuerza empuja
movimiento de rotación y traslación
Sale la bala arrojada fuera del cañón

Con un objetivo directo
La bala pasea segura y firme durante su trayecto
Hiriendo de muerte al viento
Mas rápida que el tiempo
defendiendo cualquier argumento

No le importa si su destino es violento
Va tranquila, la bala no tiene sentimientos
como un secreto que no quieres escuchar
la bala va diciéndolo todo sin hablar

Sin levantar sospecha asegura su matanza
por eso tiene llena de plomo su panza
para llegar a su presa no necesita ojos
y mas cuando el camino se lo traza un infrarrojo

La bala nunca se da por vencida
si no mata hoy, por lo menos deja una herida
luego de su salida no habrá detenida
obedece a su patrono solo una vez en su vida

Hay poco dinero pero hay muchas balas
hay poca comida pero hay muchas balas
hay poca gente buena por eso hay muchas balas
cuidao que ahí viene una!! Pa! Pa! Pa! Pa!

Se escucha un disparo, agarra confianza
el sonido la persigue pero no la alcanza
La bala saca sus colmillos de acero
Y Sin pedir permiso entra por el cuero
muerde los tejidos con rabia
le arranca el pecho a las arterias
para causar hemorragia
vuela la sangre, batida de fresa,
salsa boloñesa, sirop de frambuesa
una cascada de arte contemporáneo
color rojo vivo sale por el cráneo

Hay poco dinero, pero hay muchas balas
hay poca comida, pero hay muchas balas
hay poca gente buena, por eso hay muchas balas
cuidao que ahí viene una!! Pa! Pa! Pa! Pa!

Sería inaccesible el que alguien te mate
si cada bala costara lo que cuesta un yate
tendrías que ahorrar todo tu salario
para ser un mercenario habría que ser millonario

Pero no es así, se mata por montones
las balas son igual de baratas que los condones
hay poca educación hay muchos cartuchos
cuando se lee poco se dispara mucho

Hay quienes asesinan y no dan la cara
el rico da la orden y el pobre la dispara
no se necesitan balas para probar un punto
es lógico, no se puede hablar con un difunto
el dialogo destruye cualquier situación macabra
antes de usar balas disparo con palabras

Hay poco dinero, pero hay muchas balas
hay poca comida, pero hay muchas balas
hay poca gente buena, por eso hay muchas balas
cuidao que ahí viene una!! Pa! Pa! Pa! Pa!

Juventud no faltará en Cuba para preservar la Revolución

La juventud cubana ha sido consecuente con cada momento histórico que le ha correspondido vivir. Los de la clandestinidad, los de la Sierra Maestra, los del triunfo de enero de 1959, los que hicieron zafra, recogieron café, asumieron importantes puestos de dirección, los que cumplen con su deber, los que han hecho Revolución por más de cinco décadas.

No menos difícil que el triunfo revolucionario ha sido construir y mantener la obra de todo un pueblo, bajo las constantes agresiones de más de una decena de administraciones norteamericanas. Tampoco ha sido fácil, para más de una generación, vivir bajo las condiciones del peor y más cruel bloqueo económico que haya conocido la humanidad.

La juventud ha estado siempre en la primera fila de combate, cumpliendo cuanta tarea le ha sido encomendada. No hemos dejado de estudiar, de trabajar, de soñar y de hacer. Un número importante de jóvenes ocupan hoy puestos de dirección en distintos sectores y esferas. No faltan tampoco militantes de la Unión de Jóvenes Comunistas, internacionalistas.

No hemos perdido nuestra alegría, no hemos dejado de bailar en cada tribuna, como tampoco hemos dejado de denunciar cada injusta campaña contra Cuba, no hemos dejado de reclamar a nuestros CINCO HÉROES, no desistimos de exigir el cese del bloqueo.

Pero para la joven santiaguera que aquí escribe, nuestro mayor mérito consiste en honrar nuestra Historia, en ser dignos herederos de nuestras tradiciones de lucha, en asegurar la continuidad de la Revolución.

En medio de condiciones en las que el imperialismo cree que las marcas, modas y etiquetas deben definir nuestras conductas y convertirse en principales aspiraciones, los jóvenes cubanos, privilegiados, sin lugar a dudas, por una Revolución hecha para nosotros, somos herederos y continuadores de los ideales que impulsaron nuestras luchas, conscientes de que el futuro es nuestro, como nuestras son las calles de una Cuba libre que nos regalaron como principal herencia.

Plan contra plan

Hace algunas horas comentaba que nada ni nadie evitaría que cubanos y venezolanos celebráramos juntos el Día de la Rebeldía Nacional, así está sucediendo. Himnos de Cuba y de la República Bolivariana de Venezuela escuchados y cantados en tierra villaclareña así lo han demostrado.

Alí Rodríguez Araque, Ministro de Energía Eléctrica, habló en representación de la hermana nación y sus palabras recordaron el derecho inalienable que les asiste a defenderse de cualquier agresión, militar o de otra índole.

Si muchas veces hemos repetido que Cuba, al salvarse salva, estar hoy con Venezuela es, además de un deber, una vía de preservar las conquistas sociales y políticas allí alcanzadas para su pueblo, es mantener activo ese renacer que se da hoy en Nuestra América.

Nosotros no tememos, temen quienes gestan golpes y agresiones, quienes ejercen presiones externas, quienes fabrican oposiciones internas y las alimentan. Temen a la unidad de nuestros pueblos, porque conocen el poder de esta arma.

De unirnos es el momento. Por Venezuela, por Bolivia, por Cuba, por el continente, por el Planeta.

Para algunos, en Venezuela se viven momentos de tensión, yo, modestamente, afirmaría: el mundo vive momentos de urgentes tomas de decisiones.

Nadie debe ver ajenos los sucesos que ocurren hoy en la tierra de Bolívar. Las bases continúan en Colombia y no serán de uso exclusivo contra los venezolanos. No dejemos confundirnos con falacias discursivas, las armas no son para jugar, no tienen nombres y apellidos, representan un peligro para todos.

Así que se harán urgentes los Moncada, el espíritu de la Generación del Centenario y habrá hasta que dormir de verde olivo, como lo ha hecho Cuba, para preservar nuestra Revolución durante más de 50 años.

Recordemos a entonces a Martí, “A un plan obedece nuestro enemigo: de enconarnos, dispersarnos, dividirnos, ahogarnos. Por eso obedecemos nosotros a otro plan: enseñarnos en toda nuestra altura, apretarnos, juntarnos, burlarlo, hacer por fin a nuestra patria libre. Plan contra plan.”

Detalles de un heroico 26 de julio

Renato Guitart hizo el croquis del Cuartel Moncada, localizó casas y lugares de alojamiento.

Fue Ernesto Tizol quien alquiló la histórica Granjita Siboney, a unos 12 kilómetros de la ciudad de Santiago de Cuba. Allí se guardarían armas y uniformes enviados desde la capital. Llegado el momento, éste  sería el punto de concentración de los asaltantes. Aquí estarían también Haydeé y Melba.

El domingo 26 de julio miles de cubanos festejarían en los carnavales santiagueros. Las tradicionales fiestas populares harían pasar inadvertidos el traslado de los combatientes, así como de las armas que utilizarían en las acciones.

Aunque muchos miembros del Movimiento 26-7 no conocían del lugar, día y hora de las acciones militares, coincidían en ellos el patriotismo, la valentía y los ideales revolucionarios.

Ese sentimiento los unía, como nos une hoy a todos los cubanos, alrededor del mismo líder, de aquel que condujo a la Generación del Centenario y sembró en los pinos nuevos la eterna presencia del ideario martiano.

¿Cuándo se quitó Fidel el uniforme verde olivo?

Fidel siempre estará de verde olivoVer a Fidel en el noticiero inspiró en mi el deseo irresistible de escribir estas líneas. Depositó flores ante los nichos, rindió homenaje a los mártires del 26 de julio en el Mausoleo  que los honra en el municipio de Artemisa. Con esa mirada profunda de quien repasa los hechos, evocó los recuerdos de la contribución enorme de estos jóvenes artemiseños.

Su interés por conocer acerca del traslado de los cinco combatientes que aún no descansan en el Mausoleo es otra muestra de su sensibilidad infinita, lealtad y compañerismo. Se veía emocionado junto a sus compañeros de tantas batallas.

Y en medio del recuento histórico, no pudo eludir a ese Fidel previsor que vive en él como una herencia martiana. Fue entonces que habló de la tragedia ambiental que vive la humanidad, de los peligros que se nos avecinan.

Un mensaje a los combatientes de Artemisa y de toda Cuba retuvo en silencio a quienes queríamos saber qué tenía que decirnos el líder de la Revolución. Y sí, sentía el privilegio de ser de los pocos que aún nos honran estando con nosotros. Sí, porque el privilegio es nuestro. Él volvería con gusto a asaltar otros Moncada si fuese necesario.

Algunos enemigos de la Patria dicen en las redes sociales  que Fidel volvió a enfundarse el uniforme verde olivo y yo me pregunto:

Alguna vez se lo quitó?

Nuestro pensamiento revolucionario no ha cesado de evolucionar y sigue siendo el mismo de Martí. Somos prueba de lo que puede lograr un pequeño país frente a un imperio poderoso cuando le asiste la razón.

Inevitable recordar a los CINCO, ellos están aquí. Ramón, Gerardo, René, Fernando y Antonio son símbolos de la continuidad del ideario martiano que inspiró la gesta heroica del Moncada. El ensañamiento del imperio engrandece su heroísmo.

Emocionado y conmovido, Fidel advirtió nadie puede privarnos del derecho de soñar por un futuro mejor, nadie puede arrebatarnos el derecho de celebrar con alegría este día de gloria.

Así lo hará mi Santiago

Fidel nunca se ha quitado el uniforme verde olivo. Fidel sigue y seguirá siendo el del Moncada y al recordar a nuestros CINCO hermanos reafirmó, una vez más, ser el compañero eterno que nunca desampara a sus compatriotas de lucha.

Fidel siempre será nuestra guía y ejemplo. Salud para ti mi eterno Comandante verde olivo. Feliz Día de la Rebeldía Nacional a todos los cubanos, que dentro y fuera de la isla honran a la Generación del Centenario. El futuro es nuestro.