Irán arresta a asesinos de científicos nucleares

Irán arrestó a los presuntos asesinos de dos de sus científicos nucleares, reportó el jueves la prensa estatal, en medio de una campaña del Estado islámico para perseguir a aquellos que considera responsables de sabotear su programa nuclear. Los sospechosos están acusados de matar a un físico de la Organización de Energía Atómica de Irán (AEOI) y a un vicedirector del complejo de enriquecimiento de uranio Natanz usando bombas magnéticas que fueron colocadas en los vehículos en los que viajaban.

 Teherán acusó a Israel y a Estados Unidos de planear los asesinatos para revertir su programa nuclear. Washington rechazó haber tenido un rol e Israel se ha negado a hacer declaraciones.

 El físico de la AEOI Majid Shahriari fue asesinado en el 2010 y Mostafa Ahmadi-Roshan en enero de este año.

 “Los responsables claves de estos asesinatos (…) fueron identificados y, en una serie de operaciones rápidas y autorizadas, fueron arrestados y transferidos a centros de detención”, indicó un comunicado del Ministerio de Inteligencia publicado por la página web de Press TV.
 Irán niega las acusaciones de Occidente de que está intentando desarrollar capacidad para crear armas nucleares, argumentando que simplemente quiere generar electricidad e isótopos radioactivos para tratamientos médicos.

 Las potencias mundiales y Teherán mantendrán conversaciones en Moscú el 18 y 19 de junio.

 Al menos cuatro científicos asociados al programa nuclear iraní fueron asesinados desde el 2010 y un quinto, Fereydoun Abbasi Davani, ahora jefe de la AEOI, resultó herido.
 El mes pasado, las autoridades ahorcaron a Jamal Fashi, de 24 años, por el asesinato de uno de ellos, Massoud Ali-Mohammad, en enero del 2010.

 Irán dijo que Fashi confesó haber viajado a Tel Aviv para recibir entrenamiento de la agencia de inteligencia israelí Mossad antes de regresar a su país para organizar el asesinato.

 Israel calificó los detalles del caso como ridículos.

 Israel tiene una política de no hacer comentarios sobre las acusaciones, pero una fuente anónima israelí dijo previamente que los asesinatos a plena luz del día habían provocado pánico entre los colegas de los científicos, obstaculizando el progreso nuclear de Irán.